Por: José Ramiro Bertieri Quintero

En el escándalo de la Presidenta de la Cámara de Representantes, Jennifer Arias; hay un elemento que está pasando despercibido y que no deja de ser muy importante, no solo por las implicaciones que podría tener en el desarrollo del caso frente a las autoridades y los efectos políticos, sino porqué está poniendo de manifiesto algo que personalmente considero una señal de degeneración del sistema universitario. Este hecho se refiere a que se esté hablando de una "tesis" de maestría adelantada como un trabajo en grupo de dos personas.

¿Que implicación tiene esto? claramente la primera situación que deberá resolver la justicia es como operará la responsabilidad de Jennifer Arias y de su "compañera de tesis", por principio las responsabilidades penales y disciplinarias son individuales por tanto, al final la conclusión podría ser que solo una de ellas sea culpable y la otra podría ser solo víctima. La Universidad Externado, los medios y en general la información sobre el tema ha centrado la atención solo en la Presidenta de la Cámara, cuando son dos personas las involucradas.

Y es precisamente ese hecho, que sea una "tesis en grupo" algo que no debería pasar como anecdótico ¿porqué? por qué es una muestra de como el sistema universitario ha degenerado lo que significa el grado de maestría en aras de favorecer en unos casos el negocio educativo y otras malas prácticas. Veamos la situación:

  • El Ministerio de Eduación y el CNA (Consejo Nacional de Acreditación) definen las Maestrías: programas de posgrado que buscan ampliar y desarrollar los conocimientos para la solución de problemas disciplinarios, interdisciplinarios o profesionales y dotar al estudiante de los instrumentos básicos que la habiliten como investigador en un área específica de las ciencias o de las tecnologías o que le permitan profundizar teórica y conceptualmente en un campo de la filosofía, de las humanidades y de las artes. Las maestrías pueden ser de profundización o de investigación.

 

  • En Colombia, el principio de autonomía universitaria le brinda a las instituciones la posibilidad de establecer los requisitos de graduación en sus diferentes programas. Es así como, ccada vez es menos frecuente que se exija que para graduarse de pregrado se deba hacer algún trabajo de grado (monografía, trabajo de investigación) y esto sea sustituido por opciones como: creación de empresa (permitida por la ley de emprendimiento); adelantar materias de posgrado; pasantías o prácticas. Lamentablemente esto está determinado una asimetría en términos del nivel de competencia que demuestra un profesional, pero además, abre la puerta a cosas como "la pasantía - paseo", ejercicios de turismo académico de unos cuantos días que incluso son "vendidos como espacios fraternales" sin mayor contenido curricular, donde "el que paga se gradúa"; he visto muchos casos así y ni un solo que pueda rescatar, así se graduan muchos en el país. 

 

  • Hasta hace unos 15 años, la maestrías eran de una parte, escasas, y de otra, exigentes. Según datos del Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnoloía, para el año 2000 había en el país 264 programas de maestría con 1443 graduados/año; en el 2007 había 436 programas y 3175 graduados; en 2013, 1004 programas y 10260 graduados; para el 2019 se reportaron 3064 programas y 24846 graduados (en 2018 fueron mas de 28000). En 20 años el país multiplicó por 12 el número de programas y graduados; muy bueno podría pensarse, pero no tanto. La proliferación de programas de maestríaha traído como consecuencia varias situaciones: 
    • Se ha deteriorado el acceso de programas de especialización, en muchos casos movido por una idea superflua de estatus (maestría tiene mas estrato que especialización), cuando son programas con propósito distinto y ambos importantes. 

    • Hay mucho programa creado sin que existan capacidades institucionales de grupos de investigación, con convenios ficticios con instituciones insternacionales; y ello se degrada en un "efecto reten" donde los estudiantes cursan materias pero luego no hay quién dirija su trabajo de grado, muchos programas están llenos de gente que no logra graduarse.
    • Se ha difundido una práctica poco ética, en la que el magister debe producir artículos y ponencias, incluyendo a su director como co-autor (y hasta como autor principal) sin que este haya escrito un párrafo.
    • Las universidades - en su autonomía - han definido esquemas sui-generis para que el estudiante se gradúe, que ponen a las maestrías en la misma situación de asimetría de competencias que sucede con el pregrado; un situación muy grave para el sector productivo pues se contrata un magister que se supone es hábil como investigador o ha profundizado en la teoría y conceptos de un tema, y resulta que no es ni lo uno ni lo otro; mucho título, poca competencia.

¿es válida una "tesis" de maestría en grupo? hasta hace unos 10 o 15 años, plantear esta pregunta sería considerado algo absurdo; se entendía que la competencia investigadora que implicaba un título de maestría era individual. Aún cuando la ciencia se construye en contextos de interacciónes entre pares; construir una hipótesis, validarla con un método bien aplicado, construir y defender unos resultados de investigación ante un jurado o evaluador (eso es una tesis de maestría) es un ejercicio donde "el trabajo en grupo" no funciona en la medida que resulta difícil distinguir la contribución individual. Una "tesis de maestría" en grupo terminaría equiparándose a un trabajo de aula o en el mejor de los casos a un trabajo de grado de pregrado y no garantiza que efectivamente se desarrolle la habilidad y el conocimiento profundo de los temas.

Este no es un asunto únicamente de la Universidad Externado; personalmente he escuchado de casos verdaderamente aberrantes como uno donde "hicieron la tesis entre 8 personas"; otros, donde las personas pasaron por un programa de maestría y nunca leyeron un artículo científico; y como evaluador, he visto "estados del arte" en áreas de ingeniería basados en bibliografía de hace 10 años. Con el mayor respeto a las instituciones, pero las tesis de maestría en grupo terminan siendo una señal de degeneración del sistema educativo y una práctica que lleva a tener montones de casos como la Representante Arias, solo que menos mediáticos. 

NOTA: Están en mora las autoridades en ponerle atención a montones de programas de maestría y doctorado que se ofrecen en Colombia, desde entidades extranjeras, sin mayor respaldo. Mucha "universidad ficticia" de España, México, EEUU  y otros vendiendo presentaciones  en power point montadas en Moodle como si fueran programas de postgrado

 

Votos 0
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de OPEN Innovación Abierta para agregar comentarios!

Join OPEN Innovación Abierta

OPEN Innovación Abierta OPEN Innovacion Abierta gtag('config', 'AW-999007865');