regreso al campo (4)

La presente edición del Anuario contiene datos que se encontraban disponibles hasta mediados de diciembre de 2020.

El Anuario consta de tres capítulos.
El primero, en que se presentan los indicadores demográficos y sociales, incluye información estadística sobre población, trabajo, educación, salud, vivienda y servicios básicos, pobreza y distribución del ingreso, y género.

 

En el segundo capítulo se reúnen estadísticas económicas de comercio internacional, balanza de pagos y precios internos, así como de cuentas nacionales (expresadas en dólares).

 

En el tercer capítulo se presenta la información cuantitativa disponible sobre medio ambiente referida a condiciones físicas, cobertura terrestre, biodiversidad, calidad ambiental, recursos energéticos, biológicos e hídricos, emisiones al aire, eventos naturales extremos y desastres, regulación y gobernanza ambiental, y asentamientos humanos.

 

Descargue el documento completo en https://www.cepal.org/sites/default/files/publication/files/46739/S2000544_es.pdf

 

O consulte la versión web en https://statistics.cepal.org/yearbook/2020/index.html?lang=es?utm_source=CiviCRM&utm_medium=email&utm_campaign=20210331_anuarioestadistico_2020

 

8532319071?width=690&profile=RESIZE_400x

Estamos listos para crear la Aceleradora de Negocios Agro-Ecológicos

¿ Quién quiere ser socio?

 

Cómo hacer uso de Nuestro Portal?

Nuestra plataforma tiene implementadas diferentes funcionalidades, con las cuales cada usuario puede construir su propia experiencia de servicio

 Siga este enlace para conocer de todos nuestros servicios

Leer más…

u_mOJ1kQBHOOOq5p4CeC527L86KgWb7s5n6L7SNOayV_eQMRruQol9WPQk--42Xjx1dvoNzQCUiTyB0JnXMCN1FDh8V4p5BVX3-iDn3YzciYx-R9QgNbis5qlMUqwBxd-w=w300

Seguimos avanzando con la creación de Regreso Al Campo - Aceleradora de Negocios AgroEcológicos; muy seguramente en la primera semana de abril realizaremos la constitución legal de la empresa. 

Sin embargo, hemos recibido varios mensajes de personas que tienen su propia finca, o tienen una tecnología o un proyecto que puede ejecutarse al amparo de la Aceleradora; desde luego eso nos interesa. Como lo hemos descrito, nuestro modelo de negocio se basa la intervención en predios y la intervención en la cadena, con diferentes servicios (ver imagen abajo).

8571461860?profile=RESIZE_710x

Si usted tiene una finca que quiere convertir al modelo agroecológico o si ya produce de esa forma, si tiene un proyecto que sume en este propósito; si desarrolla o comercializa tecnología que se pueda articular con lo que hacemos, compártanos su información en el formulario que aparece al final de la página donde está toda la información del proyecto https://bit.ly/convocatoria-regreso-al-campo

Vamos a transformar la relación entre el campo y la ciudad; y lo lograremos de la mano de muchos aliados...Somos Regreso Al Campo, Aceleradora de Negocios AgroEcológicos

 

GRATIS - APRENDA SOBRE EL MODELO DE REGRESO AL CAMPO EN NUESTRO CANAL

2538922474?profile=RESIZE_180x180

Leer más…
¿Quiere invertir en proyectos y servicios para el desarrollo agrícola y rural? Esta es su oportunidad, vamos a crear la primera aceleradora de negocios agro-ecológicos, y usted puede ser parte de este gran proyecto
Leer más…

Compartimos la traducción de un artículo de opinión publicado en la web de Thomson Reuters Foundation por  Amrita Gupta, Anna Lappé y Daniel Moss  del Fondo de Agroecología (ver la versión original en https://news.trust.org/item/20201015205843-rwtbh/

 

Nuestro proyecto "Regreso al Campo" con el cual buscamos promover la inversión y la estructuración de proyectos agro-ecológicos está avanzando como una acción de innovación abierta, y estamos vinculando socios. Si quiere conocer mas acerca de este proyecto, puede hacerlo en este enlace: https://www.innovacionabierta.com.co/profiles/blogs/porque-y-para-que-una-aceleradora-de-negocios-agroecologicos

 

La seguridad alimentaria puede traer paz, pero la agroecología la hace duradera

Durante las primeras etapas de la pandemia de coronavirus, cuando las restricciones de cierre alteraron las cadenas de suministro, el movimiento campesino nacional Kilusang Magbubukid en Pilipinas estableció un mercado de agricultores en línea y un sistema de entrega en Facebook, para que los habitantes urbanos de Manila pudieran acceder a granos, frutas y cereales cultivados localmente. y vegetales.

En Argentina, miles de personas perdieron sus empleos y hogares, la organización de base Unión de Trabajadores de la Tierra (Sindicato de Trabajadores de la Tierra) suministró alimentos frescos a las comunidades vulnerables. Estos “comedores soberanos”, dijo Lucas Tedesco de UTT, son recordatorios poderosos de que los pequeños productores “son los que alimentan a nuestros conciudadanos”.

En Zimbabwe, cuando los mercados cerraron y las cosechas de los agricultores se pudrieron en sus campos, la organización de agricultores Pelum Zimbabwe mapeó a los agricultores, transportistas, procesadores y otros proveedores, para conectarlos con los consumidores y demostrar a los legisladores de Zimbabwe que un mejor acceso a los Los alimentos saludables cultivados reducen el hambre y fortalecen la resiliencia de la comunidad.

Con la pandemia dejando a tantas familias inseguras sobre su próxima comida, la entrega del Premio Nobel de la Paz al Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas es oportuna. El COVID-19 ha sumido a millones de personas en todo el mundo en la pobreza; Es probable que el hambre mundial se duplique . Para fines de 2020, el número de personas que enfrentan una inseguridad alimentaria aguda podría aumentar a 250 millones.

Pero seamos claros: nunca tendremos seguridad alimentaria sin transformar radicalmente nuestros sistemas alimentarios.

Incluso, al referirse al premio Nobel, el Programa Mundial de Alimentos, que brinda asistencia alimentaria a casi 100 millones de personas en todo el mundo, señaló que la ayuda no es una solución a largo plazo. Gernot Laganda, jefe de reducción del riesgo de desastres y clima en el PMA, declaró claramente : "No se llegará al hambre cero con ayuda humanitaria solamente".

Como financiadores de sistemas alimentarios que apoyan la agroecología, hemos visto que la distribución de alimentos no es un antídoto eficaz contra el hambre.

La agroecología va más allá de abordar la incidencia del hambre para desarraigar sus causas estructurales. En los últimos meses, hemos visto claramente cómo los movimientos por la agroecología fomentaron redes de productores —en Filipinas, Zimbabwe y más allá— capaces de alimentarse a sí mismos ya sus comunidades en este momento de crisis.

Al cultivar en sincronía con la naturaleza, los agricultores agroecológicos cultivan alimentos abundantes y diversos, regeneran los ecosistemas naturales, fortalecen la resiliencia a las crisis climáticas y de salud y llevan alimentos saludables a los mercados locales.

Más que un conjunto de técnicas agrícolas, la agroecología es un movimiento por la justicia social, que mejora la nutrición sin comprometer la soberanía alimentaria, el derecho de los pueblos a determinar qué comen y cómo se produce.

La agroecología resiste las políticas occidentales equivocadas que han empobrecido a los pequeños agricultores en todo el mundo, políticas como la promoción de fertilizantes sintéticos, pesticidas y semillas híbridas a través de la Revolución Verde históricamente y la Alianza para una Revolución Verde en África hoy.

Al empoderar directamente a los agricultores familiares, la agroecología disminuye la necesidad de ayuda alimentaria importada: con demasiada frecuencia alimentos ultraprocesados, excedentes de cultivos básicos y granos transgénicos que son una bendición para la agroindustria y socavan los medios de vida de los pequeños agricultores.

En los últimos años, las agencias de las Naciones Unidas han reconocido públicamente la importancia de la agroecología para acabar con el hambre. En 2018, el exdirector general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, José Graziano da Silva, lanzó un desafío urgente a la comunidad mundial: "Es hora de ampliar la implementación de la agroecología".

Nos complace ver que iniciativas como la Iniciativa de alimentación escolar local del Programa Mundial de Alimentos vinculan “programas de alimentación escolar con pequeños agricultores locales” en 46 países, incluidos Kenia, Honduras y Haití. Pero la agencia debe hacer mucho más para fortalecer las economías alimentarias locales.

En 2018, solo un tercio de las 3,6 millones de toneladas métricas de las compras totales de alimentos del PMA se caracterizaron como "productos básicos cultivados localmente" y menos del 4% de la ayuda alimentaria de la organización ($ 31 millones) se compró directamente a los pequeños agricultores. (Los datos del PMA no informan qué porcentaje puede haber sido producido agroecológicamente).

El Premio Nobel de la Paz de este año es un poderoso reconocimiento de cuán urgente es la seguridad alimentaria. Instamos al PMA a aprovechar este momento para adoptar la agroecología y abordar las raíces del hambre, aprendiendo lecciones de los líderes alimentarios que estamos financiando en Filipinas, Argentina, Zimbabwe y más allá.

La filantropía privada por sí sola no puede ofrecer suficiente apoyo al vibrante movimiento agroecológico global. Necesitamos que el PMA desempeñe un papel de liderazgo, desplegando recursos públicos para apoyar a organizaciones innovadoras de la sociedad civil y agencias gubernamentales.

Cuando apoyamos la ayuda humanitaria que genera un cambio duradero, nos aseguramos de que nuestro dinero no solo entregue folletos únicos, sino que impulse una transformación fundamental de nuestros sistemas alimentarios. Solo entonces arrancaremos las raíces del hambre y sembraremos un mundo más pacífico, equitativo y resistente.

Leer más…

OPEN Innovación Abierta OPEN Innovacion Abierta gtag('config', 'AW-999007865');